Botox + PRP

Botox + PRP

Botox + PRP

La combinación de estos dos tratamientos no solo aporta luminosidad al rostro sino que elimina las arrugas de expresión y rejuvenece el aspecto de la piel surtiendo un efecto ideal para revitalizar el aspecto del paciente.

Con el tiempo la piel y todos los tejidos del cuerpo sufren modificaciones que conllevan al envejecimiento natural. Con la aplicación de nuestros propios factores de crecimiento presentes en nuestras plaquetas, podemos reducir y atenuar estos cambios.

Utilizando las proteínas presentes en el plasma del propio paciente podemos lograr regenerar los tejidos; pudiendo ser aplicado en la cara, cuello, escote, manos, piel cabelluda, etc. Pueden utilizarse también como lipoinjerto (relleno). En definitiva un novedoso sistema que nos ofrece muchos beneficios estéticos utilizando nuestros propios recursos.

Los tratamientos con PRP en medicina estética, tiene como objetivo principal el de mejorar la calidad de la piel, regenerando el tejido dañado, estimulando la formación de colágeno y elastina, logrando una piel fresca y luminosa; algunas líneas de expresión pueden disminuir aunque ello no es el efecto principal.

Es importante tener en cuenta que todos los preparados de PRP no son los mismos, según que tipo de proceso o tecnología se utilice para obtener los factores de crecimiento; es bien conocido que existen diferentes tipos de kits diseñados para concentrar las plaquetas, de allí que la eficacia puede variar ampliamente.

En muchas ocasiones este tratamiento se combina con el Botox o toxina botulínica, para eliminar las arrugas de expresión. De este modo, gracias a un tratamiento facial combinado se consigue recuperar el volumen del rostro perdido y retrasar los signos del envejecimiento.